Salanques /2014

Equilibrio e intensidad. Transmite el auténtico caracter del Priorato.

CARACTERÍSTICAS:

  • VARIEDADES: Viñas viejas de garnacha (65%) y cariñena (25%) y viñas jóvenes de syrah (10%)
  • GRADO ALCOHÓLICO.: 14,5%
  • SUELOS Y VIÑAS: Las viñas del Salanques están en “costers de llicorella” entre 350 y 500 metros de altitud. Las uvas provienen de viñas viejas de garnacha y cariñena y otras más jóvenes de syrah.
  • CLIMA Y VENDIMIA: Una buena añada, sin falta de lluvias, con temperaturas suaves y el típico verano seco. Un mes de septiembre lluvioso y cálido complicó la vendimia y requirió gran selección de uvas, que entraron con una buena estructura tánica, concentración de sabores y una refrescante acidez.
  • ELABORACIÓN Y CRIANZA: Selección de uvas en la viña y a la entrada de bodega. Doble mesa de selección manual. Elaboración independiente para las uvas de cada parcela. Fermentación con sistema de "sombrero sumergido" a temperatura controlada. Crianza de 14 meses en barricas nuevas y de segundo año de roble francés de grano extrafino. Embotellado en abril de 2014 sin clarificar ni filtrar.

Decanter World Wine Awards 2017  - 98/100pts – Medalla de Oro

Aroma intenso, mineral, con cereza negra vivaz, tomillo silvestre y pimienta negra. Denso, concentrado, vibrante, paladar afrutado de cerezas negras con un acabado perfumado. 

Vadevi.cat - Joan Nebot Fortuny - 5.01.2017

Es un vino de color granate con el ribete de rubí, que insinúa la vitalidad de un vino todavía relativamente joven. Los aromas en la copa son muy intensos, con notas de granada, de cereza madura y puntos cítricos de naranja y notas florales de viola y de hierbas aromáticas -tomillo y bergamota- que una vez en la boca, dan paso al regaliz y la vainilla, con un punto lácteo goloso típico de la garnacha en su punto óptimo de maduración. La sensación en boca es la de los mejores vinos del Priorat: de potencia agradable, de una corpulencia redonda y golosa que aún conserva un punto de frescura que lo hace crujiente y elegante y que sugiere una buena evolución en botella de unos cuantos años más.

Se trata, pues, de un vino del Priorat que por características organolépticas -las que se perciben a través de los sentidos- se sitúa entre los de gama alta, mientras que por precio está a un nivel medio (sí, poco más de 30 euros es un precio medio para un buen vino prioratino). Es de los que combinan en un equilibrio delicioso la potencia con la frescura, la elegancia con la complejidad de los matices, y todo con una facilidad que confirma que para apreciar los buenos vinos no es necesario ser un experto, sólo hay que estar dispuesto a disfrutar.

Enric Català - Nota de cata

Salanques 2014 se presenta con un bonito color rojo rubí. Brillante que denota juventud y todavía poco tiempo en botella.
Color intenso, de capa media-alta.
Moviendo la copa, tiene un desliz ligeramente denso, dejando abundante lágrima delgada y rápida.

La nariz de entrada ya lo encontramos espléndido. Sin pensar demasiado ya se ve que estás ante un gran vino. Un señor vino.
Sin decantarse ya se presenta abierto y con un sin fin de complejidad (con cierta juventud pero), destacando su faceta fragante y altamente seductora.
Encontramos un componente de fruta roja algo madura (cereza, granada) y con un punto de naranja sanguina típico de las mejores Garnachas viejas.
Acompaña la parte floral y balsámica de la Cariñena (violeta, lavanda), sin olvidar el rasgo característico de los vinos del Priorat: este mineral frío, sello de tantos vinos de la comarca.
De fondo y sin enmascarar, un punto láctico goloso, con notas de coco y café que nos recuerdan su paso de 14 meses por barrica de roble francés de 1º y 2º año.
Es interesante destacar el orden y precisión de esta complejidad aromática.

En boca nos habla de lo que fue la añada 2014: un verano fresco y un principio de otoño con lluvias, lo que ayudó a una lenta y óptima maduración del fruto. A diferencia de añadas más cálidas, este nos presenta como un vino vivo, de acidez crujiente, de cuerpo medio y dejando una sensación fresca y balsámica.
Es un vino con mucho potencial y que mejorará en los próximos meses, afinando los taninos y puliendo la acidez, señal de la vida que tiene por delante.
Destacar la elegancia del vino, fino, con un paso por boca amable y de final refrescante.

Probado en diciembre de 2016.

2014 / Mas Doix