El vino nace en el viñedo y por ello lo trabajamos cada día. Desde el cuidado y el respeto por nuestro entorno con un equipo apasionado, que bebe de las prácticas tradicionales con toda la preparación para los retos del futuro. Ellos y ellas tratan con delicadeza las viñas de garnacha y cariñena plantadas en laderas de llicorella desde 1902.

La viticultura ecológica con prácticas biodinámicas es, para nosotros, la única forma de vincularnos con estas cepas de raíces profundas, que vendimiamos manualmente con una manipulación mínima. Vinos frescos y elegantes, de mineralidad sutil y producción limitada.

Propósito

«Preservar un estilo de vida poniendo en valor las uvas de viñas viejas para elaborar vinos distintivos que reflejen nuestro terroir»

Desde la creación de Mas Doix en 1998 por Valentí y Ramon Llagostera, hemos asumido el compromiso de mantener, cuidar y fortalecer nuestros viñedos en un ejercicio de respeto por nuestro entorno, su cultura y su gente.

Con dedicación, constancia y responsabilidad, amamos cada centímetro de un terroir óptimo para el cultivo de viñedos de bajo rendimiento, que nos regalan unas uvas excelentes.

Es así como elaboramos vinos distintivos que hablan de nuestro terroir y nos hacen disfrutar. Logramos esto trabajando de manera sostenible, con un equipo unido, apasionado e incondicionalmente comprometido.

Los valores que compartimos:

Filosofía

Acompañar nuestros viñedos
a darnos sus mejores uvas

Todo gran vino inicia su camino en la viña, donde cada grano es importante. Es por este motivo que dedicamos a nuestras viñas, centenarias y jóvenes, todo el cuidado y la atención que podemos. Practicamos una viticultura estrictamente ecológica con prácticas biodinámicas, en perfecta armonía entre el entorno, la viña y nuestra labor. Laderas de llicorella plantadas por personas que nunca dejaron de creer, cada una de las cepas premia nuestra entrega con uvas de una enorme calidad.

El cultivo de todas nuestras viñas es exclusivamente manual, finca por finca, variedad por variedad. Cosechamos y escogemos las uvas en la viña y, una vez en la bodega, los seleccionamos grano a grano, con manos serenas y ojo crítico.

La elaboración se realiza con la mínima intervención posible, fermentando las uvas en tinas de acero inoxidable, también en un tina de madera y en barricas abiertas dependiendo de la variedad y la calidad de la uva. El proceso termina con la crianza en barrica y su posterior coupage.

Todo el proceso de vinificación, desde la vendimia hasta el coupage, sigue un estricto proceso de elaboración que responde a nuestro compromiso con el terroir, con su fruto y con nuestro oficio.

Equipo

Un equipo apasionado que trabaja la tierra
y los vinos con mucho cuidado, entrega y respeto

Hoy, el mundo de la viña necesita personas respetuosas con las prácticas tradicionales y con las competencias para hacer frente a los retos del futuro. Tenemos la suerte de habernos encontrado. Todos y todas conformamos un equipo que trabaja cada día con pasión por la viticultura y amor por el arte del vino. Nuestras historias se han cruzado y, ahora, los vinos que elaboramos son parte de nuestras vidas.

Cuando plantas, cuando ves crecer y cuidas un viñedo y acabas elaborando un vino con el fruto de lo que has plantado... ¡esto engancha! Me gusta cuidar y criar el vino hasta definir su coupage final. ¡Me gusta vivir el proceso completo del campo y de la bodega!
Ramon Llagostera Cofundador de Mas Doix
Me gusta cuando en la vendimia ves el resultado, cosechas la uva, catas el vino que ha salido de cada finca y ves reflejado todo el trabajo y las historias que han pasado durante ese año. Me gusta dar a probar el vino a una visita, poder explicar de dónde viene esta botella y todas las cosas que se esconden dentro.
Jordi Jutglar Responsable de la viticultura
Lo que más me gusta de mi trabajo es la posibilidad de estar en contacto con todas las etapas del vino. Desde ver de primera mano el crecimiento de la uva y gestionar todas las etapas en la bodega. El momento más especial del año para mí es la vendimia, donde convergen todas las sensaciones y decisiones más importantes del año.
Sergi Batet Enólogo
Ver cómo la gente disfruta de los vinos da sentido a nuestro trabajo.
Valentí Llagostera Cofundador de Mas Doix
El mejor momento sin duda es la vendimia, en esa etapa es cuando ves que todo el esfuerzo del año vale la pena y la viña te lo agradece proporcionándote el fruto.
Victor Equipo de viticultura
El mejor momento del año es ver cómo salen las botellas preparadas después del trabajo de todo un año. Dar a conocer los vinos, ver las sensaciones y ver cómo gustan.
Oscar Comercial
Me gustan todas las tareas por igual. Especialmente en verano, que con calor se trabaja muy bien. No me gusta el invierno porque es muy frío.
Suli Equipo de viticultura
Cuidar y recuperar las viñas viejas es recuperar nuestros orígenes.
Joan Equipo de viticultura
El mejor trabajo para mí es la poda, ya que es el momento en el que la planta duerme y uno le da la forma deseada, que será la más adecuada dependiendo de la situación y de si es una ladera joven o vieja.
Adrià Equipo de viticultura
Tanto la trabajas, tanto te da, así es de generosa la viña.
Edu Equipo de viticultura

La viña

La singularidad de nuestros vinos se origina en los viñedos

Cada una de ellas es única y su uva aporta una expresión y unos matices diferentes. Podemos hablar de una ladera recta y llena de cepas viejas y retorcidas, de terrazas de cariñena que miran a la solana, o de una garnacha en una suave pendiente de cara al río Ciurana. Nuestro objetivo es ayudar a cada viñedo a expresar su carácter, primero conociéndolo de la mejor manera posible, y luego potenciando sus virtudes. Como la mayoría del trabajo es manual, podemos observar las viñas cada día y aprender de ellas.

Una de las lecciones más importantes que hemos aprendido a lo largo de estos años es que todo este trabajo no tiene sentido si no viene acompañado de un firme compromiso de preservar el territorio y la biodiversidad. Tanto la viña como nosotros vivimos en el mismo ecosistema que debemos cuidar. Si somos capaces de hacerlo, todos saldremos beneficiados. Por eso, llevamos trabajando con agricultura ecológica desde 2016 y practicamos la biodinámica y la permacultura.

Belissario

Coma de Cases

Xon

Comes d'en Carlos

Coster Ventura

La Vicaria

Coma de Cases

Mas de l'Ossó

Nuestro terroir

El Priorat: una tierra áspera que nos enseña a ser generosos

Protegidas por el Montsant y el Molló, nuestras viñas se arraigan profundamente entre la llicorella, que convierte al Priorat en una región única. Al estar en Poboleda, la zona fresca del Priorat, nuestras viñas se benefician de un clima mediterráneo con una gran oscilación térmica entre el día y la noche. Este microclima favorece una maduración más lenta y una vendimia más tardía.

Veranos calurosos, gélidos inviernos. Días mediterráneos, noches continentales. Y una orografía abrupta y escarpada. Contra la fuerza de los elementos, la viña saca lo mejor de esta tierra seca. Este terreno áspero nos enseña que lo importante no es la abundancia, sino la generosidad. Los que lo sufrimos y disfrutamos, no podemos evitar quererlo.

Clima

Suelo

Variedades